Saltear al contenido principal
12 COSAS QUE TU PERRO NO DEBERÍA COMER

12 COSAS QUE TU PERRO NO DEBERÍA COMER

Es muy común ver como los perros aprovechan cualquier oportunidad que tienen para comer cualquier cosa que encuentran a su alcance, tanto en la calle como en casa. Esto puede suponer graves problemas de salud para nuestro perro e incluso ocasionar destrozos en nuestras casas.

Tu perro puede estar masticando, mordiendo y destrozando cualquier cosa que encuentra a su alcance por muchas razones: aburrimiento, dolor de estómago y o incluso para drenar el estrés cuando ocurren situaciones que generan cambios inesperados o ansiedad.

Los alimentos y las plantas son los objetos más susceptibles de ser engullidos por los perros, y a la vez son los que más problemas por intoxicación pueden causarles. Por ello, hemos diseñado una lista de alimentos y plantas que nunca deben ingerir:

 

Plantas potencialmente venenosas para perros:

Flor de navidad o de pascua.El contacto con su resina puede provocar irritaciones y erupciones, e incluso daños muchos más graves en ojos y nariz. Si la comen padecerán de grandes dolores de estómago, diarrea y vómitos.

Hiedra.La planta presenta una toxicidad de nivel medio, provocando irritaciones en la piel, erupciones, vómitos, diarreas y incluso puede llegas a provocar problemas más graves si se come. Sus frutos son mucho más venenosos que la planta, presentando una toxicidad extrema en nuestros perros.

Hortensia.Su contacto parece no tener muchas repercusiones, pero su ingesta provoca falta de coordinación, vómitos, diarreas, espasmos y un gran dolor abdominal. Su savia puede provocar irritaciones cutáneas y ulceras.

Lila.Su ingesta produce graves problemas a nivel digestivo provocando grandes dolores estomacales. Además de vómitos, temblores, diarrea…

Poto.Simplemente con el roce de su sabia o masticándola un poco, aparecerán los primeros síntomas. Irritaciones severas y ulceras, hasta problemas estomacales, diarrea, vómitos e incluso arritmias y/o coma

Jacinto.Toda la planta es tóxica pero su bulbo es donde mayor cantidad de toxinas se concentran. Los síntomas por ingesta son fuertes dolores abdominales, vómitos, diarreas e incluso la muerte.

Geranio.La ingesta de cualquier parte de la planta presenta toxicidad en nuestros perros, provocando dolores abdominales, temblores / convulsiones, vómitos y/o diarreas.

Si aprecias alguno de estos síntomas en tu perro y sabes o sospechas que ha podido estar con una de las plantas que comentamos anteriormente, debes acudir a un veterinario para que le ponga el tratamiento adecuado con urgencia.

 

Alimentos perjudiciales para perros:

Chocolate.El chocolate es uno de los alimentos más tóxicos para los perros. Esto se debe a la toxina llamada teobromina, presente en el cacao. Si la toman en grandes cantidades puede causarles diarreas, problemas de corazón, e incluso la muerte.

Cebolla y ajo.Estos alimentos pueden causar desde insuficiencia renal y anemia, hasta problemas gastrointestinales. El culpable es el tiosulfato, que es difícil de procesar para los perros y daña los glóbulos rojos de la sangre.

Huesos.Los huesos pueden causar estragos en el sistema digestivo de los perros. Si quieres dáselos a tu perro es aconsejable que sean crudos y a ser posible que sean carnosos o lechosos. Los huesos que han pasado por la cocina se astillan con facilidad ante los mordiscos de nuestros perros esto puede causarles rotura de dientes, lesiones en la boca, hemorragia internas…

Aguacate.El aguacate contiene persina y esto puede atacar al sistema digestivo de tu perro. No es sólo la carne comestible del aguacate es peligrosa, sino toda la planta de aguacate: la semilla, corteza y hojas.

Lácteos.La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa. Si toman leche, desarrollarán diarrea. No tienen enzimas necesarias para disolver el azúcar en la leche provocando vómitos, diarreas y otras molestias gastrointestinales.

Volver arriba