Saltear al contenido principal
CONSEJOS PARA LIMPIAR LAS OREJAS DE TU PERRO

CONSEJOS PARA LIMPIAR LAS OREJAS DE TU PERRO

El oído es uno de los órganos más importantes del perro, no solo por su increíble capacidad de audición, sino también por el equilibrio que les aporta. Una de las formas de mantener sano el oído de tu mascota es a través de un buen proceso de higiene.

Deben limpiarse al menos una vez cada 2 semanas – aunque para los perros de orejas colgantes es recomendable hacerlo una vez a la semana -. Cuando están sucias pueden ser foco de infecciones y obstaculizar el paso de aire al oído, lo que afecta considerablemente la audición.

Aprende a continuación cómo limpiar las orejas del perro correctamente.

  • Limpieza de la parte externa de la oreja

La limpieza de la parte externa de la oreja, no implica mayor dificultad. Puedes utilizar un poco de champú específico para perros sobre un pañuelo húmedo con agua tibia y masajearlo sobre las orejas suavemente. Debes retirar  bien el producto una vez hayas finalizado, para evitar irritaciones y secar las orejas con una toalla.

  • Limpieza de la parte interna de la oreja

En segundo lugar se limpia la zona más delicada, la parte interna de la oreja. Para la limpieza de esta parte debes ser más cuidadoso, ya que incluye la parte rosada desnuda del canal y las zonas interiores de la oreja. Toma un trozo pequeño de gasa – es el material ideal para este proceso – e introdúcelo con delicadeza dentro del oído, teniendo cuidado de no ir a tocar el fondo.

No introduzcas objetos como bastoncillos de algodón, ya que puedes dañar severamente su oído llegando a causarle sordera. Una vez hayas finalizado, premia a tu perro si se portó bien, esto funcionará como entrenamiento para futuras limpiezas.

Volver arriba