Saltear al contenido principal
¿SABÍAS QUE? LA CALEFACCIÓN AFECTA A LAS MASCOTAS

¿SABÍAS QUE? LA CALEFACCIÓN AFECTA A LAS MASCOTAS

Llegar a casa en invierno y sentir el calor del hogar es extraordinario, sobretodo si la calefacción está encendida. Pero, a veces, el calor producido por esta calefacción afecta a nuestros animales domésticos, sobre todo si está excesivamente alta.

Los animales, al igual que los seres humanos, padecen de consecuencias negativas ante los cambios térmicos; es decir, ante el calor y el frío. Cuando volvemos de pasear a nuestra mascota, un fuerte contraste entre la temperatura de la calle y la de casa puede provocar en tu compañero resfriados, faringitis u otros problemas respiratorios, llegando a padecer, en los casos más graves, bronquitis o neumonía.

Cuando hablamos de nuestra mascota, también nos referimos a los gatos. A ellos les afecta la calefacción especialmente en su pelaje. Les encanta subirse encima de los radiadores y disfrutar de un calor que nosotros, posiblemente, no soportaríamos. Ese calor artificial engaña a su cuerpo, haciéndole creer que es momento de muda.

Otra de las mascotas afectadas por la alta calefacción son los pájaros. El ambiente puede volverse muy seco y la falta de humedad es mala para la salud de las aves, haciendo que se pueda deshidratar con facilidad.

Evitar que la calefacción afecte a la salud de las mascotas es muy sencillo. Tan sólo hay que regular bien los grados para que haya una temperatura agradable en el hogar sin ser excesiva. Esto no solo ayudará a los animales, a nosotros también nos protegerá de enfermedades típicas del invierno, como los resfriados.

En los perros pequeños, sin pelo, con poco pelo o ancianos, lo mejor es ponerles un abrigo cuando vayamos a sacarlos, para que el contraste sea aún menor.

Volver arriba