Saltear al contenido principal
¿TENGO UN GATO ANCIANO? SEÑALES DE QUE TU GATO HA LLEGADO A LA VEJEZ

¿TENGO UN GATO ANCIANO? SEÑALES DE QUE TU GATO HA LLEGADO A LA VEJEZ

Los años pasan para todos, y aunque nos gustaría que nuestras mascotas fuesen eternas, a ellas también les llega la vejez. Pero, ¿qué comportamientos indican que tienes un gato anciano en casa?

Comparándolos con los perros, en los gatos es más difícil detectar que se están haciendo mayores porque no muestran señales físicas tan evidentes como nuestros amigos los canes. Lo que va identificando a un gato anciano es, más bien, su comportamiento.

Si quieres saber si tu gato ha alcanzado la vejez, estas señales te darán una pista:

1. Su higiene disminuye

Los gatos se asean a sí mismos continuamente. Un gato anciano cada vez se limpiará menos, algo que puede estar provocado por dolores musculares o articulares.

2. Humor cambiante

Un gato mayor, disfruta de tiempo a solas para descansar más. Por ello, no es de extrañar que esté tranquilo y que, de pronto, se muestre irritado si intentas interactuar con él.

3. Falta de agilidad

Los gatos son animales muy ágiles, por ello, es muy representativo en un gato anciano ver que se mueve mucho menos. Actitudes como correr o saltar serán cada vez menos frecuentes.

4. Aumento de peso

Al hacer menos ejercicio, es muy normal que el gato anciano aumente de peso.

Por ello, es esencial que tú, como dueño de ese gato, le incites cada día a moverse un poco y jugar y, además, le proporciones una alimentación adecuada a su edad y necesidades.

5. Come menos

También puede pasar que el gato, en lugar de ganar peso, lo pierda. Esto puede deberse a que has hecho lo correcto cambiando su alimentación a una adecuada a su edad, pero este no se come la cantidad diaria necesaria.

Podría ser porque al ir su metabolismo más lento se llene antes o porque sufre un dolor en la boca que le impide comer todo lo necesario.

Volver arriba